La carrera cumplirá todas las medidas preventivas contra el contagio por COVID-19.

En los cajones de salida se mantendrá la distancia de 1,5 metros entre corredores; el aforo máximo será de 360 personas para cada salida.

Las infraestructuras habrán sido desinfectadas antes de la celebración de la prueba.

El personal de organización habrá estado previamente formado e informado de las medidas preventivas.

Habrá dispensadores de gel hidroalcohólico a disposición de las personas participantes.

La mascarilla será de uso obligatorio antes de la salida de la carrera y a la llegada.

La organización repartirá una mascarilla a la llegada.

Una vez dada la salida, queda prohibido tirar la mascarilla al suelo, tanto al principio como a lo largo del recorrido. El corredor o corredora deberá conservarla y a la llegada tendrá a su disposición contenedores adecuados para una recogida segura de residuos. (normas generales de conducta para la prevención de la COVID-19)

El personal de la organización velará en todo momento por evitar la aglomeración y la concentración masiva de gente, controlará los aforos y el cumplimiento de las normas por parte de las personas participantes.